Autor Tema: Castigos equitativos  (Leído 1443 veces)

Admin

  • Administrator
  • Newbie
  • *****
  • Mensajes: 13
    • Ver Perfil
Castigos equitativos
« en: Septiembre 09, 2017, 04:53:46 pm »
Castigar



Recientemente, con algunos amigos y compañeros, he estado pensando en muchos temas relacionados con el castigo por saltarse una ley. Siempre había sido un ferviente defensor de las teorías del castigo equitativo, prácticamente un ojo por ojo y diente por diente, hasta que comencé a preguntarme por el trasfondo que acompaña a los actos, actitudes y creencias de las personas. Básicamente, me comencé a preguntar el por qué de los actos que hacen. Debo agradecer esta visión, por supuesto, a mis profesores durante mis estudios universitarios, quienes me enseñaron lo que es tener esta visión.

Creo que es muy fácil juzgar a una persona. Y ya no me refiero al tema del castigo por un crimen, sino a juzgar a alguien por lo que aparenta ser. Una cuestión de etiquetamiento, probablemente. Y sin embargo, no sería la primera ni la última vez que la persona juzgada resulta no ser lo que aparenta. Incluso yo mismo he recibido estos comentarios, y cuando pienso en ello, me pregunto ¿qué hice para que pensaran así de mí?

Me llama la atención ver que la primera impresión es lo que cuenta. Y por desgracia esto afecta en cierta medida al deseo de castigar. A veces considero lo siguiente: Si una persona decide matar, ¿que le ha llevado a cometer un acto tan brutal? Un homicidio es uno de los peores crímenes juzgados por el código penal, al fin y al cabo. Recientemente una persona me preguntó si yo no mataría a aquel que hiciese daño a mis seres queridos, porque ésta persona sin dudarlo lo haría. ¿Debemos pasar por una horrible experiencia entonces?

No creo que se pueda dar un castigo igual a todos los crímenes si lo que se busca es un castigo equitativo, pues dos ladrones pueden tener motivos diferentes para cometer el mismo crimen. Necesidad, avaricia, envidia, hambre incluso.

Este año 2017, el día 24 de marzo asistí a un seminario sobre prisiones europeas en Barcelona: "Transformations in European Prisons". En este seminario se mencionó que en algunos países llevan a cabo un sistema de prisiones basándose en que "entrar en prisión es el castigo". Esta idea arraigó en mi mente. Ser separado de la familia, amigos, pareja, hobbies, gustos, ocio, trabajo, ganancias, de todo lo que tienes y por lo que has trabajado. Eso es el castigo. Y el tiempo en prisión es el tiempo que la persona encarcelada tiene para asegurarse de no volver. Es un tiempo que debería ser más humano y menos violento psicológicamente, mostrando que las segundas oportunidades no se ganan, sino que se trabajan. El trabajo de reinserción y rehabilitación se basa en que la persona quiere volver con lo que ama, y personalmente creo que es un concepto muy positivo visto el contexto que es la prisión.

Realmente creo que castigar de forma equitativa es prácticamente una tarea imposible, porque ya no solo influye el que la ley decida qué es mas grave y que lo es en menor medida, incluyendo agravantes, atenuantes y más circunstancias. Visto des del punto de vista que acabo de mencionar, cada persona sufrirá en mayor o menor medida el entrar en prisión, e incluso el pago de una multa. Y la forma de medir esto es desconocida, puesto que es completa y absolutamente subjetiva a cada persona.